Enter your keyword

SEXUALIDAD

NB Psicología

¿Qué es la sexualidad?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) “la sexualidad es un aspecto central del ser humano presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales. La sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no obstante, no todas ellas se vivencian o se expresan siempre. La sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales” (OMS, 2006).

¿En qué consiste la salud sexual?

La OMS también plantea la importancia de la salud sexual, definiendo esta como un estado de bienestar físico mental y social en relación con la sexualidad. Así mismo, afirman que “requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia”.

¿Qué es una disfunción sexual?

Pueden definirse como un conjunto de problemas de índole diversa que impiden o dificultan a la persona disfrutar de forma satisfactoria de su vida sexual. Englobaría aquellas problemáticas fisiológicas, cognitivas, emocionales o motoras que dificulten a las personas la vivencia placentera y satisfactoria de su sexualidad, pudiendo afectar a una fase de la respuesta sexual humana y generando malestar subjetivo.

¿Qué fases tiene la respuesta sexual humana?

Esta se desarrolla siguiendo cinco fases: deseo, excitación, meseta, orgasmo y resolución.

Cada una de ellas está relacionada con determinados cambios fisiológicos que acontecen en nuestro cuerpo y sus sensaciones asociadas.  La excitación y la meseta están son reguladas por la rama parasimpática del SNA, mientras que la fase de orgasmo supone la descarga nerviosa de su rama simpática. Por último, la fase de resolución nos lleva a establecer nuevamente un estado de reposo (Masters, Johnson y Kolodny, 1987).

 

¿Cuáles son las causas más frecuentes de las disfunciones sexuales?

La evaluación de las dificultades sexuales debe ser realizada a través de una visión multifactorial ya que pueden estar mediando factores biológicos, culturales y/o psicológicos.

Según Haslam (1982), el 60% de los trastornos de la respuesta sexual  son reactivos a una respuesta de ansiedad. El otro 30% está determinado por factores orgánicos, enfermedades psiquiátricas y/o consumo de drogas o fármacos.  

Cuando tenemos síntomas ansiosos asociados a vivencias sexuales estos pueden materializarse en: respuestas fisiológicas (taquicardia, presión en el pecho, sudoración), pensamientos rumiativos, emociones (miedo, enfado, tristeza, vergüenza etc.) o conductas de inhibición o represión.  

Estas reacciones de ansiedad a su vez, no proceden de la nada, sino que están siendo generadas por elementos relacionados con las propias vivencias (historia de trauma, mandatos familiares, apego etc.) y por la socialización y factores culturales (mandatos de género, mitos sobre la sexualidad, etc.).

¿Qué abordajes son necesarios para la mejora de la vivencia de la propia sexualidad por parte del ser humano?

    • Propiciar la inclusión en los programas educativos de temas relacionados con la sexualidad no limitándose al modelo médico (enfermedades etc.) sino favoreciendo una visión más plural e integradora (identidades diversas, erotismo, placer, género etc.).
    • Favorecer una visión crítica del tratamiento socio-educativo de la sexualidad.
    • Fomento de la educación emocional, señalando la relación de las vivencias emocionales y su regulación con la satisfacción sexual.
    • Prevención, identificación temprana e intervención con personas que han sufrido violencia sexual.
    • Perspectiva de género, es decir, tener en cuenta las diferencias de socialización en función del sexo asignado al nacer de las personas y las consecuencias que esto tiene en el desarrollo sexual.

Ana Moyano.

Psicóloga especialista en sexualidad y pareja. Responsable de la unidad de Sexualidad de NB Psicología.

Servicios que prestamos desde esta Unidad:

  • Orientación sexual.
  • Educación.
  • Psicoterapia
  • Acompañamiento.
  • Terapia grupal para víctimas de agresiones sexuales.
  • Formación en centros educativos para menores y padres.
  • Formación para profesorado.
  • Formación para psicólogos, educadores, trabajadores sociales y otros colectivos relacionadas con la intervención en salud.
  • Programas preventivos en instituciones.

 

El equipo de NB Psicología cuenta con profesionales especializados en la intervención psicológica en el área de la sexualidad. Contacta con nosotros para solicitar información o un servicio de esta Unidad.