EMDR y Psicoterapia Integradora, Trauma y Apego

El EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares) es una terapia psicológica innovadora y altamente efectiva que se utiliza para tratar y sanar traumas, así como para superar bloqueos emocionales y trastornos relacionados con el estrés.

Esta terapia se basa en la idea de que los traumas y las experiencias negativas quedan almacenados de manera disfuncional en la memoria y pueden seguir afectando nuestra vida presente. El EMDR utiliza una combinación de movimientos oculares, sonidos o toques bilaterales para estimular ambos hemisferios del cerebro y facilitar la reorganización y el procesamiento de la información traumática mientras el paciente conecta con determinadas partes de su memoria.

Durante una sesión de EMDR, el terapeuta guía al paciente a través de una serie de movimientos oculares o estímulos bilaterales mientras este se enfoca en el recuerdo traumático o en la experiencia negativa. Esto permite que el cerebro procese la información de manera más adaptativa, liberando las emociones y los bloqueos asociados con el trauma. A medida que avanza la terapia, los recuerdos traumáticos se vuelven menos perturbadores y se reemplazan por pensamientos y emociones más positivas y adaptativas.

El EMDR ha demostrado ser especialmente eficaz en el tratamiento del trastorno de estrés postraumático (TEPT), pero también se ha utilizado con éxito en una amplia gama de problemas, como fobias, ansiedad, depresión, trastornos de alimentación, adicciones y trastornos del estado de ánimo. Además, el EMDR puede ser beneficioso para aquellos que buscan mejorar su autoestima, superar bloqueos emocionales o mejorar su rendimiento en diferentes áreas de su vida.

Una de las ventajas del EMDR es que no requiere que el paciente hable en detalle sobre su trauma, lo que puede ser especialmente útil para aquellos que se sienten incómodos o tienen dificultades para expresar sus emociones verbalmente. Además, el EMDR es un enfoque breve y focalizado, lo que significa que los resultados pueden lograrse en menos sesiones en comparación con otras formas de terapia. Y a diferencia de por ejemplo, la terapia de exposición para el trauma, no es necesario una exposición prolongada y sostenida a los recuerdos dolorosos, sino que el abordaje es altamente respetuoso con las defensas y dificultades del paciente.

En NB Psicología incluimos la terapia con EMDR entre nuestros recursos. Especialmente cuando identificamos que en la base de los problemas actuales se encuentran experiencias no procesadas del pasado. En combinación con otras técnicas, y apoyada en una sólida alianza terapéutica, esta terapia puede ser altamente eficaz. Puedes consultarnos más detalle si estás interesado en conocer cómo esta técnica puede ayudarte.

× ¿Cómo puedo ayudarte?