Whatsapp: 621 235 470

Trastornos Psicosomáticos: La Conexión entre la Mente y el Cuerpo

 

Los trastornos psicosomáticos representan un intrigante vínculo entre nuestras emociones y la salud física. Estos trastornos se caracterizan por la manifestación de síntomas físicos que tienen su origen en factores psicológicos o emocionales. A medida que avanzamos en la comprensión de la complejidad de la mente y el cuerpo humano, la interacción entre ambos se vuelve cada vez más evidente.

La ciencia moderna ha comenzado a iluminar los misterios detrás de los trastornos psicosomáticos, proporcionando una visión más profunda de cómo nuestras emociones pueden influir en nuestra salud física. Investigaciones recientes sugieren que estos trastornos pueden surgir debido a respuestas del sistema nervioso a tensiones emocionales, impactando la función de sistemas corporales clave (Drossman, 2016).

Estos trastornos pueden surgir debido a respuestas del sistema nervioso a tensiones emocionales, impactando la función de sistemas corporales clave

Uno de los hallazgos más intrigantes es la relación entre el estrés temprano en la vida y la susceptibilidad a los trastornos psicosomáticos. Estudios longitudinales han demostrado que las experiencias adversas en la infancia, como el abuso o la negligencia, pueden tener un impacto duradero en la salud física a través de mecanismos psicosomáticos (McEwen, 2017).

La neurociencia también ha proporcionado valiosas perspectivas en esta interacción mente-cuerpo. Se ha demostrado que el cerebro interpreta y responde a estímulos emocionales a través de vías neurales complejas que pueden influir en la función de órganos y sistemas, desencadenando síntomas psicosomáticos (Lane et al., 2015).

De esta manera, queda patente que las emociones negativas o el estrés crónico pueden tener un impacto significativo en el cuerpo, generando diversas condiciones psicosomáticas, entre las cuales se encuentran trastornos tan frecuentes como la dermatitis o los problemas del sistema digestivo. La ciencia actual ofrece una comprensión cada vez más clara de estas conexiones, brindando luces para abordajes terapéuticos más integrales.

 

Las emociones negativas o el estrés crónico pueden tener un impacto significativo en el cuerpo, generando diversas condiciones psicosomáticas.

Un estudio publicado en el «Journal of Investigative Dermatology» (Peters et al., 2014) reveló que el estrés y la ansiedad pueden exacerbar las condiciones dermatológicas, incluyendo la dermatitis. Los investigadores encontraron que el estrés puede afectar la barrera cutánea, haciendo la piel más susceptible a problemas como la dermatitis atópica.

Respecto a los problemas digestivos, existen evidencias contundentes sobre la relación entre el estrés emocional y el síndrome del intestino irritable (SII). Por ejemplo un estudio (Park et al., 2016)  mostró que los pacientes con SII que experimentaron traumas o estrés significativo, presentaron síntomas más severos y una calidad de vida reducida. La conexión entre el cerebro y el intestino, conocida como el eje cerebro-intestinal, juega un papel crucial en esta interacción, influyendo en la función gastrointestinal y las respuestas emocionales (Mayer et al., 2015).

Más allá de la dermatitis y los problemas digestivos, otros estudios han resaltado la relación entre las emociones negativas y otras afecciones psicosomáticas, incluidas las enfermedades cardiovasculares y respiratorias. Por ejemplo, un estudio publicado en «The American Journal of Psychiatry» (Carney et al., 2019), vincula la depresión con un mayor riesgo de enfermedades cardíacas.

Es crucial reconocer la importancia de la salud emocional en la prevención y tratamiento de enfermedades psicosomáticas. Terapias integrativas que aborden tanto el bienestar físico como emocional, pueden ofrecer enfoques más eficaces para el manejo de estas afecciones.

En NB Psicología creemos que comprender la conexión entre la mente y el cuerpo es fundamental para abordar la salud de manera integral. Si presentas algún tipo de sintomatología somática y crees que puede tener relación con algún proceso emocional o psicológico, no dudes en consultarnos. Podemos ayudarte a comprender cómo  las emociones pueden influir en tu bienestar físico.

 

Referencias

 

Drossman, D. A. (2016). Functional Gastrointestinal Disorders: History, Pathophysiology, Clinical Features and Rome IV. Gastroenterology, 150(6), 1262-1279.

McEwen, B. S. (2017). Neurobiología de la protección del niño y la salud mental adulta. Dialogues in Clinical Neuroscience, 19(3), 273-281.

Lane, R. D., Ryan, L., Nadel, L., & Greenberg, L. (2015). Memory reconsolidation, emotional arousal, and the process of change in psychotherapy: New insights from brain science. Behavioral and Brain Sciences, 38, e1.

Peters EMJ, et al. (2014). Stress exacerbates skin barrier defects in a mouse model of atopic dermatitis. Journal of Investigative Dermatology.

Park, S. H., Videlock, E. J., Shih, W., Presson, A. P., Mayer, E. A., & Chang, L. (2016). Adverse childhood experiences are associated with irritable bowel syndrome and gastrointestinal symptom severity. Neurogastroenterology & Motility, 28(8), 1252-1260.

Mayer EA, et al. (2015). Gut/brain axis and the microbiota. The Journal of Clinical Investigation.

Carney RM, et al. (2019). Depression and coronary heart disease. The American Journal of Psychiatry.

Psicólogos en Collado Villalba y Moncloa

Solicita tu cita de terapia psicológica aquí

Solicita tu cita de terapia psicológica aquí

× ¿Cómo puedo ayudarte?