Whatsapp: 621 235 470

Imagina que estás en medio de una feroz tormenta. Los relámpagos iluminan el cielo y la lluvia y el viento azotan sin cesar. Buscas desesperadamente un refugio y te encuentras entrando en un espeso bosque. Aquí, el ruido del exterior se apaga, los árboles te protegen, y la oscuridad te envuelve como un suave manto. Este bosque es como el mecanismo de defensa de la disociación: un refugio mental ante el abrumador asalto del trauma, un lugar interno donde tu conciencia busca calma.

Pero en lo profundo de este bosque mental, es fácil perder la luz de la realidad y la conexión contigo mismo. Lo que al principio parece un alivio temporal, con el tiempo se convierte en un laberinto de confusión, desconexión y pérdida de memoria. Los caminos claros que llevan de regreso a la luz y la integración se desvanecen en la sombra espesa. La mente se pierde, se fragmenta. 

A este mecanismo lo llamamos disociación. Y a la gama de cuadros sintomatológicos en los que puede aparecer, los denominamos Trastornos Disociativos. 

Se trata de una enigmática y a menudo incomprendida categoría de trastornos mentales que se manifiestan como una perturbación significativa en la integración de la conciencia, la memoria, la identidad y otras funciones cognitivas. Estos trastornos suponen un espectro de síntomas que afectan profundamente la vida de quien los padece, requiriendo un enfoque terapéutico especializado y multifacético para su tratamiento efectivo.

Desarrollo de los Trastornos Disociativos:

Los Trastornos Disociativos comúnmente se desarrollan como una respuesta de afrontamiento ante experiencias traumáticas o estresantes, permitiendo a la persona distanciarse de la fuente de dolor o miedo. Es una forma de protección mental que, a largo plazo, puede generar complicaciones significativas en la vida diaria y en la salud mental global. La investigación nos dice que están fuertemente relacionados con las experiencias traumáticas, especialmente en la infancia.

Sintomatología de los Trastornos Disociativos:

Los síntomas asociados a los Trastornos Disociativos son múltiples y variados, incluyendo:

Amnesia Disociativa:

Pérdida de memoria sobre eventos, información personal y períodos de tiempo.

Dificultad para recordar información personal importante que no puede explicarse por el olvido ordinario.

Identidad Disociativa (TID):

Presencia de dos o más identidades o estados de personalidad distintos.

Cambios marcados en el comportamiento, el rendimiento y las preferencias que otros pueden notar.

Despersonalización/Desrealización:

Sentimientos persistentes de desconexión de uno mismo o del entorno.

Sensaciones de irrealidad, como si la vida fuera un sueño o una película.

Trastorno de Fuga Disociativa:

Viajes inesperados y sin planificar lejos de casa, con incapacidad para recordar el pasado.

Posible adopción de nuevas identidades.

Impacto de la Sintomatología:

El impacto de estos síntomas puede ser devastador, afectando todas las áreas de la vida de una persona, incluyendo las relaciones interpersonales, el trabajo, y el bienestar emocional y físico. La persistencia de la desconexión puede generar angustia significativa y dificultad para funcionar en la vida diaria.

Abordajes Terapéuticos: Psicoterapia Integradora y EMDR

La Psicoterapia Integradora se presenta como un enfoque valioso para el tratamiento de los Trastornos Disociativos. Combinando elementos de diversas modalidades terapéuticas, la Psicoterapia Integradora ofrece una intervención personalizada que aborda tanto los síntomas como las raíces del trastorno. Desde la perspectiva del Trauma y el Apego además se incorpora un marco teórico de base que ayuda a su formulación y tratamiento. 

Dentro de los tratamientos más recomendados para este tipo de trastornos además se encuentra el EMDR.  Es una terapia reconocida globalmente para el tratamiento de trastornos relacionados con el trauma, mostrando prometedores resultados también en los Trastornos Disociativos.

A través de un proceso progresivo y muy cuidadoso, se proporciona una base de estabilización emocional al paciente para posteriormente, ir trabajando con el procesamiento de fragmentos de la memoria que guardan partes del trauma y han quedado disfuncionamiento almacenados. Este trabajo facilita la integración saludable de estos recuerdos en la memoria autobiográfica y fomenta la reducción significativa de los síntomas disociativos 

La complejidad de los Trastornos Disociativos requiere un profundo entendimiento de su desarrollo, sintomatología e impacto en la vida de las personas. Los abordajes terapéuticos como la Psicoterapia Integradora y el EMDR ofrecen caminos viables y eficaces hacia la recuperación, asegurando que cada individuo reciba el tratamiento integral necesario para superar los desafíos asociados a estos trastornos y retomar el control de su vida.

En NB Psicología somos expertos en trauma psicológico y sus secuelas, estando altamente especializados en psicoterapia en trastornos disociativos y otros síntomas de disociación.  . No dudes en consultarnos si quieres conocer mejor cómo abordar este tipo de temas y cómo la terapia puede ayudarte a resolverlo.

Psicólogos en Collado Villalba y Moncloa

Solicita tu cita de terapia psicológica aquí

Solicita tu cita de terapia psicológica aquí

× ¿Cómo puedo ayudarte?