En este artículo vamos a hablar del trastorno orgásmico femenino, también conocido como anorgasmia, una disfunción sexual que presentan algunas mujeres y que genera mucho malestar. Se estima que alrededor de un 11-22% de las mujeres no han alcanzado nunca un orgasmo. Si tú (o tu pareja) tenéis dificultades para llegar al orgasmo, este artículo te puede interesar…

¿Qué es el trastorno orgásmico femenino (anorgasmia)?

El trastorno orgásmico femenino se caracteriza por un retraso, infrecuencia o ausencia del orgasmo o por una reducción de la intensidad de las sensaciones orgásmicas. Esto tiene lugar en casi todas o todas las ocasiones (aproximadamente 75%–100%) de la actividad sexual durante un mínimo de seis meses, provocando un malestar significativo.

Existen distintos tipos de anorgasmia. Según su aparición, puede ser de por vida si el trastorno ha existido desde que el individuo alcanzó la madurez sexual, o adquirido cuando el trastorno empezó tras un periodo de actividad sexual relativamente normal. También puede ser situacional, cuando ocurre solamente con determinados tipos de estimulación, situaciones o parejas, o generalizado, cuando ocurre independientemente de esto. Por último, puede ser grave, moderado o leve en función del malestar que estos síntomas provocan en la persona. Además, es importante conocer si la persona no ha experimentado nunca un orgasmo en ninguna situación o si, por el contrario, presenta esta capacidad.

La anorgasmia produce multitud de efectos en la salud mental de las mujeres. Estas pueden desarrollar una baja autoestima, además de insatisfacción con las relaciones sexuales y con su propia imagen corporal. Asimismo, su estado de ánimo puede verse afectado notablemente. Todo esto puede provocar problemas en la relación de pareja si esta existe.

Tener dificultades a la hora de alcanzar el orgasmo puede ser algo que genere vergüenza y, en ningún caso debería ser lo normal. Un buen conocimiento del cuerpo y una relación sana con la sexualidad son dos factores que ayudan en el mantenimiento de una vida sexual satisfactoria. Por ello, si te sientes identificada al leer esto, no lo dudes: ¡acude a terapia!

¿Por qué se produce la anorgasmia?

Para el desarrollo y aparición de esta disfunción, tienen influencia factores tanto psicológicos como biológicos. Algunos de los predisponentes a nivel psicológico son:

  • No haber recibido una adecuada educación sexual o tener falta de conocimiento acerca de cómo funciona el cuerpo humano a nivel sexual.
  • Tener problemas de autoestima o una imagen corporal negativa.
  • Creencias negativas acerca del sexo, que pueden provocar culpa o vergüenza.
  • Haber sufrido recientemente algún suceso vital estresante.
  • Haber sufrido abusos sexuales.
  • Tener otros problemas de salud mental, como ansiedad o depresión.

Muchas mujeres piensan que es normal no experimentar orgasmos, pero no es así. Si te encuentras en esta situación, pide ayuda, tu vida sexual puede mejorar notablemente.

¿Cómo podemos ayudarte en NB?

En NB psicología te ayudamos en el tratamiento del trastorno orgásmico femenino. Juntos identificaremos las causas, te ayudaremos a entender el funcionamiento de este problema y trabajaremos en cómo tener unas relaciones sexuales más satisfactorias. Si tienes dudas, ¡contacta con nosotros!

Isabel de los Ríos

Psicóloga sanitaria en NB Psicología

× ¿Cómo puedo ayudarte?