Pedir cita por Whatsapp aquí: 655 61 97 30

Los conflictos en la pareja son ineludibles. Si crees que es posible pasar sin ellos, quizá estéis escondiendo multitud de asuntos importantes bajo la alfombra. Los desencuentros permiten la evolución de la misma, pero se acompañan de emociones negativas intensas como tristeza, vergüenza, miedo… Este artículo pretende arrojar luz sobre los fallos más comunes en la resolución de conflictos y los pilares de la comunicación que nos facilitarán la negociación.

COMPORTAMIENTOS QUE DIFICULTAN UNA BUENA COMUNICACIÓN EN LA PAREJA.

TENDENCIA HACIA EL CONFLICTODIRECCIÓN AL CAMBIO
  Excesiva referencia al pasado o un futuro hipotético  Hablar desde el presente y con mensajes yo. Es decir, “Yo quiero, yo me siento…”. No; “ Tú dijiste, tú hiciste…”
  Hablar sobre un asunto que no muestra una clara conexión con el objetivo inmediato de la discusión (por ejemplo, ideas o situaciones hipotéticas, ejemplos irrelevantes)  Ser específicos, centrar el discurso alrededor del objetivo de cambio.
  Déficit de lenguaje positivo: Omitir alabar o decir cosas agradables al otro como persona o sobre lo que el otro dice o hace    Nos preguntaremos qué nos pasa cuando reconocemos o agradecemos al otro. Entenderemos que es algo nuestro, y que el otro también necesita (como nosotros) poder ser valorados en lo que hacen o lo que son.  
  Intervenir cuando el otro está hablando    Escucharemos con interés y curiosidad, intentando entrar en la visión del otro, sin perder nuestra propia versión del conflicto, pero permitiéndonos empatizar.  
  Esforzarse por explicar, clarificar o discutir un detalle irrelevante o sin importancia    Nos preguntaremos cuál es nuestro miedo a la hora de ser claros, y entenderemos que la ambigüedad o la dispersión no va a facilitar la negociación.  
  Afirmaciones radicales o dogmáticas, de modo categórico: blanco o negro, todo o nada Excesiva generalización Referirse a hechos que suceden de vez en cuando como si sucedieran siempre  A veces sostener una idea extrema (“esto es así, pasa siempre, no pasa nunca”) es permitir que ninguna brecha aparezca. También puede surgir desde la frustración y la rabia. Los grises requieren escucha, e incorporar nueva información.
  Hablar de modo inconcreto e inespecífico, tendiendo el discurso a ser general y abstracto  Pregúntate qué te está dando miedo de abordar directamente este tema; ¿Implicaría reconocer un error? ¿Se relaciona con asuntos dolorosos de tu pasado? ¿Te da miedo la reacción de tu pareja? Date cuenta de que no estás presente en el conflicto, revela tu dificultad a tu pareja y encontrad una manera de abordarlo.
  Responder a una queja del otro con una queja sobre él  ¿Qué ha implicado en mi vida el reconocer un error? ¿Me siento avergonzado, humillado, poco valorado…? Intenta ir paso por paso, si hay algo que verdaderamente necesites comunicar a tu pareja, éste no es el momento.
  No expresar la propia opinión o las preferencias de uno cuando eso es lo que se pide  Dentro de un conflicto, hay dos personas, con emociones y criterios diferentes. Si no eres explícito en lo que necesitas, es probable que la soledad, la impotencia o la rabia se escapen de otras maneras, como con comentarios indirectos. Intenta ayudar a tu pareja a entenderte.

¿CÓMO ES ENTONCES UNA BUENA COMUNICACIÓN?

  1. Se honesto respecto a los propios sentimientos, demuestra coraje emocional
  2. Céntrate en tus necesidades. La idea es que el otro comprenda lo que necesitas. Es conveniente emplear verbos como necesito, siento o quiero, ya que aluden a lo que tú estás buscando y no a los defectos de tu pareja.
  3. Sé específico. No te desvíes del tema principal. Evita generalizar el conflicto
  4. No culpabilices.
  5. Sé asertivo, pero no te disculpes.
  6. Demuestra verdadero interés por el bienestar del otro. Muestra disposición por implicarte

ALGUNOS TRUCOS

Utilizar referentes de parejas seguras, estables, honestas, comunicativas; ¿Cuáles son sus ideas generales sobre la vida y las relaciones? ¿Ante qué clase de cosas reaccionan? ¿Cómo cuidan o son cuidados en momentos difíciles? 

Conócete; Qué te impulsa a actuar, cuáles son tus expectativas, si hay algún patrón recurrente, qué clase de situaciones activan o desactivan tu sistema de apego, …

Acepta que existe una diferencia irreconciliable.

Muestra agradecimiento por lo que tu pareja te da.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Cómo puedo ayudarte?