Pedir cita por Whatsapp aquí: 655 61 97 30

El maltrato en las relaciones de pareja es un grave problema a día de hoy. Un grave problema que cada año se cobra la vida de muchas mujeres, y que deja huérfanos a cientos de niños y niñas. Estos niños, además de perder su figura de apego principal, deberán asumir que su padre les ha privado de una de sus fuentes de seguridad al quitarle la vida a su madre.

Según un informe publicado por Save The Children, los niños y niñas son víctimas de la violencia de género infligida a sus madres, y son víctimas en todos los casos de violencia psicológica y a veces también física directa. Estos menores son niños que muchas noches duermen con miedo, ya que desde su cama escuchan a su padre insultar o agredir a su madre. Son niños que cada mañana van al colegio preocupados por dejar a su madre sola. En definitiva, son niños que se desarrollan sin las condiciones necesarias para un crecimiento emocional sano. Esas carencias emocionales pueden llevar a que los menores tengan, entre otros muchos: problemas de socialización, problemas de integración en la escuela, síntomas de estrés postraumático, conductas regresivas y problemas de parentalización, asumiendo roles parentales y protectores de la madre que no les corresponde por su edad.

La negligencia y el maltrato infantil, de cualquier tipo, incluido aquel que supone crecer dentro de una relación en la que el padre maltrata a la madre, genera enormes carencias afectivas en el niño. Estas carencias afectivas que sufren durante la infancia se expresarán más tarde en el mundo adulto. Esto lo explica la Teoría del Apego: el no haber tenido un

apego seguro en la infancia, así como no haberse sentido suficientemente atendido, querido y protegido por sus personas de referencia, va a producir una enorme inseguridad en las relaciones afectivas adultas. Debido a que el sentimiento de seguridad-inseguridad en las relaciones se conforma de acuerdo a las experiencias que el niño haya tenido con sus figuras de apego, éste será el eje central de la calidad del vínculo que se establece en las relaciones de apego adultas de pareja.

Estas carencias afectivas en la infancia pueden ser un factor de riesgo para, en la edad adulta, tener dificultades para salir de una relación de pareja violenta o abusiva. Esta inseguridad que se ha creado en la persona no impide que sea capaz de romper el vínculo tóxico, pero puede ocasionar que posteriormente no soporte la ruptura de ese vínculo y quiera volver a esa relación. Y lo haga. Por tanto, las niñas que crecieron expuestas a la violencia que su padre ejercía contra su madre pueden tener este factor de vulnerabilidad que les impida o complique romper una relación de pareja si, a su vez, ellas mismas se ven envueltas en una relación de este tipo.

Afortunadamente, esto no siempre ocurre así. Existen muchos casos en los que niños y niñas que crecieron en un ambiente violento, finalmente, consiguieron desarrollarse aceptablemente bien. ¿Qué podría estar marcando la diferencia? Una posible respuesta podría ser encontrada también a través de la Teoría del Apego. Estos niños, a pesar del ambiente hostil en el que crecieron, fueron capaces de sentir a su madre como una figura de protección, seguridad y confianza. Sintieron un apego seguro con su madre que, aún envuelta ella también en esas circunstancias, fue capaz de transmitirle ese vínculo seguro a sus hijos. Este apego seguro sería capaz de hacer de escudo en esos terribles momentos, consiguiendo que estos niños crezcan desarrollándose con un desarrollo emocional y psicológico aceptable, siendo adultos con una sana capacidad de formar vínculos seguros con sus parejas.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

Amar Amar, J., & Berdugo de Gómez, M. (2011). Vínculos de apego en niños víctimas de la violencia intrafamiliar. Psicología desde el Caribe, 1-22.

Fernández, M. D. P. O., & Sánchez, P. G. (2012). Las víctimas invisibles de la Violencia de Género. Revista clínica de medicina de familia, 5(1), 30-36.

Guerrero, R. (2018). Educación emocional y apego: pautas prácticas para gestionar las emociones en casa y en el aula. Libros Cúpula.

Marrone, M., Diamond, N., & Juri, L. (2001). La teoría del apego: un enfoque actual. Madrid: Psimática.

Orjuela, L., Perdices, A. J., Plaza, M., & Tovar, M. (2008). Manual de atención para los niños y niñas de mujeres víctimas de violencia de género en el ámbito familiar. Save the Children.

Bárbara Aguilar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Cómo puedo ayudarte?