Enter your keyword

¿SE EDUCA DESDE LAS LIMITACIONES O DESDE LAS POTENCIALIDADES?

Por norma general, asumimos que cuanto más inteligente eres más Coeficiente Intelectual (CI) posees. Es más, obtener un resultado negativo en un test de inteligencia suele asociarse al fracaso académico e incluso laboral. Sin embargo, ¿qué mide realmente un test de inteligencia?

Actualmente, el test de inteligencia más usado es la Escala Wechsler de Inteligencia para Adultos o “WAIS” por sus siglas en inglés. Es una batería de pruebas que analiza básicamente la comprensión verbal, el razonamiento perceptivo y la velocidad de procesamiento de la persona. Considera la inteligencia como una capacidad única y global. Los críticos de este test afirman que sus resultados varían en función de la formación académica previa o del nivel de concentración en el momento de realizarlo.

No obstante, esta concepción de la inteligencia entra en conflicto con el nuevo modelo de Inteligencias Múltiples (IM) que ha desarrollado Howard Gardner, profesor de Psicología y Ciencias de la Educación en la Universidad de Harvard. De acuerdo con este modelo, la inteligencia es un sistema de capacidades que permite elaborar productos, resolver problemas, procesar y retener información; postula que la inteligencia no es una capacidad única ni global. La teoría de IM propone inicialmente ocho tipos de inteligencias. Según Gardner, para el desarrollo de la vida cada persona hace uso de más de un tipo de inteligencia; unos nos manejamos mejor en un determinado tipo de inteligencia que otros, no somos todos iguales. Los diferentes tipos de inteligencias son:

  • Inteligencia Lógico-Matemática: Está asociada a los razonamientos lógicos y la resolución de los problemas matemáticos. Tradicionalmente se la ha considerado como la única inteligencia.
  • Inteligencia Lingüística: Es la habilidad para comunicarnos y dominar el lenguaje. También se relaciona con la comunicación escrita, verbal y no-verbal.
  • Inteligencia Espacial: Configura un modelo mental del mundo en tres dimensiones. Es la capacidad para ver el mundo o los objetos desde diferentes ópticas.
  • Inteligencia Musical: Se relaciona con la interpretación y la composición musical.
  • Inteligencia Corporal-Kinestésica: Utiliza el propio cuerpo para realizar actividades o resolver problemas utilizando herramientas.
  • Inteligencia Intrapersonal: Permite controlar y entender los aspectos internos de nosotros mismos. Capacita para acceder y discriminar los propios sentimientos.
  • Inteligencia Interpersonal: Posibilita ver más allá de lo que muestran las personas y nos permite entender a los demás. La inteligencia intrapersonal y la interpersonal conforman la inteligencia emocional que determina la capacidad para dirigir nuestra propia vida de manera satisfactoria.
  • Inteligencia Naturalista: Es la capacidad para observar, estudiar, diferenciar y clasificar los aspectos relacionados con la naturaleza.

 

Todas las personas poseemos los ocho tipos de inteligencia en mayor o menor medida y ninguna es más importante que otra. Necesitamos de todas ellas para poder desenvolvernos adecuadamente en la vida. El problema surge cuando la educación se centra casi exclusivamente en la inteligencia lógico-matemática y lingüística, dejando de lado el desarrollo de las demás inteligencias.

Obtener buenos resultados a nivel académico no debería ser la única manera de definir la inteligencia de una persona. Esto se evidencia al observar como un alumno que obtiene muy buenos resultados académicos puede tener problemas a la hora de relacionarse con los demás o en la práctica de deportes. Por el contrario, alumnos que a priori tienen problemas de aprendizaje pueden esconder grandes capacidades. Son conocidos los problemas que Albert Einstein tenía en la escuela; sus profesores se quejaban porque era lento y reflexionaba demasiado antes de contestar, no se relacionaba demasiado con sus compañeros, no practicaba deportes y, a los 16 años, fue rechazado de la Escuela de Zúrich por sus malos resultados en lengua en la prueba de acceso. Otro ejemplo de mal alumno fue Charles Darwin, quién según sus profesores, se encontraba por debajo de los estándares comunes de la inteligencia y se le consideraba un vago y un soñador ya que no pensaba en otra cosa que no fuera la caza y los perros.

El hecho de que la educación se centre solo en dos tipos de inteligencia provoca que muchos estudiantes lleguen a pensar que son unos fracasados. Cada persona piensa y aprende de maneras distintas y cada inteligencia puede tener un desarrollo desigual sin que ello implique un obstáculo para la realización personal. Librarse de este estigma social es el mayor logro de esta nueva teoría de las Inteligencias Múltiples.

¿Por qué si todos somos distintos, se nos enseña a todos de la misma manera? A partir de esta teoría, se plantea el desarrollo de la educación personalizada. La principal función del profesor sería ayudar a los estudiantes a identificar cuáles son sus tipos principales de inteligencias y enseñarles a desarrollarlas sin dejar de lado estimular y desarrollar todos los tipos de inteligencias. El educador debería ser un guía que oriente al estudiante a descubrir sus pasiones y poniendo en sus manos la responsabilidad de su propia educación, creando juntos las mejores condiciones de estudio. No obstante, la educación individualizada es un ideal pero gracias a la revolución digital y a la ayuda de las nuevas tecnologías, cada vez estamos más cerca de alcanzarla.

 

Artículo escrito por  Carlos MuñozPsicóloga en prácticas en el Centro de Psicología NB.

No Comments

Post a Comment

Your email address will not be published.