Enter your keyword

Estrés

NB Psicología

 El estrés es la respuesta fisiológica, psicológica y conductual de un individuo a cualquier cambio en el ambiente, para poder adaptarse a él. Mediante esta respuesta se prepara para hacer frente a una nueva situación: permite percibirla mejor, decidir las conductas a llevar a cabo y realizarlas rápidamente. Por eso, necesitamos el estrés para adaptarnos a los cambios constantes que se producen en nuestra vida.

En este sentido, no es algo que inicialmente deba mantenerse en el tiempo, si no que en principio, cesa cuando la situación se ha solucionado y el organismo vuelve a un estado de equilibrio.

Debemos considerar el estrés como algo normal, que afecta a todo el mundo, y sobre todo, algo natural; de hecho, un cuerpo sin estrés es un cuerpo muerto. Por eso, cuando decimos “estoy estresado”, en realidad queremos decir “tengo demasiado estrés”.

Para aclarar más aún el concepto, cabe decir que el estrés puede considerarse algo subjetivo, que ocurre cuando percibimos una situación, persona o suceso como estresante, pero hay que tener en cuenta que la misma situación puede ser percibida de forma totalmente distinta para dos personas diferentes. Por esto, la respuesta al estrés depende de la situación, de la interpretación que hacemos de la situación y los recursos o habilidades que tenemos para enfrentarnos a ella.

Es importante saber que gran parte de las situaciones de estrés son autogeneradas, en el sentido de que interpretamos como amenazantes o aversivas situaciones que pueden no serlo, o incluso, buscamos las situaciones que aumentan el estrés (por ejemplo, comprometiéndonos con más trabajo del que podemos hacer)

Por esto, se entiende que el estrés no se encuentra en el medio ambiente, si no que se trata de un estado interno. Y por eso, igual que sentimos estrés, podemos aprender a reevaluar las situaciones desde una perspectiva más saludable, y generar cambios en nuestro ambiente que nos ayuden a manejar las situaciones que nos resultan estresantes.